La Maravilla de los Hijos

March 11, 2019
Hace varias lunas, mi hijo mayor, Karson, comenzó su experiencia preescolar y yo estaba allí con él, apoyandolo como la madre extremadamente apasionada. Sabiendo que iba a estar muy involucrado, ambos estábamos muy entusiasmados con este nuevo capítulo en su educación. Estaba esperando las posibilidades académicas y creativas, como la lectura, la escritura y el dibujo. Karson estaba entusiasmado con los juguetes en la aula y jugando con sus compañeros. Recuerdo que pensé que eventualmente se enamoraría de la lectura y la escritura porque yo lo disfruto mucho. Me río ahora porque me esperaba una experiencia reveladora y que me hico más humilde.