Alimentando a mi familia

mayo 21, 2018, Shirley Blake

Hoy voy a hablar sobre comida en nuestra casa, ¿dónde empiezo?

Mis padres son mexicanos. Las comidas hechos a mano eran una necesidad en nuestra casa. Mi madre era una ama de casa que cocinaba, limpiaba, y preparaba enchilada casera, tortillas, y la lista continúa. La comida mexicana casera llenó mi infancia. En la primavera, ayudaba a mi madre a plantar su jardín y nuestros días de verano consistían en correr al jardín a recoger cilantro fresco y tomates para nuestro pico de gallo y salsas. Como vivíamos en una rancho, teníamos algunas cabezas de ganado; crié ovejas y cerdos para 4-H. Tener un congelador con carne de venado y o de ganado era la norma.

Cuando fui a la universidad, era muy consciente de “Freshman Fifteen”. Ese conocimiento, combinado con ansiedad y mi amor por la leer, me llevaron a leer libros sobre el veganismo. Como resultado, me convertí en vegano. Pasó el tiempo y faltaba algo en mi vida, así que fui a la tienda y compré un poco de queso. Ahora soy técnicamente pescitariana. No como carne roja o blanca, pero no puedo dejar pasar una pescado fresco del río Alsea. Gracias, Kody.

Mi esposo, Kody, creció en una casa llena de deliciosas comidas caseras,y  un jardín. Yo diría que mi esposo es un carnívoro. De acuerdo, tal vez no, pero cerca. A él le gusta cazar y pescar. Nuestro congelador contiene pescado steelhead, venado, carne de oso y algunas pizzas congeladas para los días que estamos ocupados. Kody es una persona que trabaja duro para cosechar carne orgánica y local. Él es muy disciplinado sobre comer sanamente. Creo que su respeto y disciplina por la comida se debe a sus experiencias; caminar muchas millas y empaquetar la carne de una montaña. Definitivamente soy la que se come un pastel entero, pero esa es otra historia…

A los dos nos encanta la comida, y la comida mexicana es fácil de elegir cualquier día. Kody fue quien me presentó un chile-relleno-burrito de La Roca y una mocha-mexicana del Human Bean. Yo le presenté el rollo de Beaver de Shogun Bowl y Oyster Misoyakis de Momijis (no es fanatico). Ahora que tenemos una familia, cocinamos mucho en casa. Fue un desafío al principio ya que venimos de hogares muy diferentes. Ahora es algo que disfrutamos ya que encontramos puntos en común en los ingredientes saludables, frescos, locales y de temporada, aunque con los niños, algunos días son pasta macaroni con brócoli para la cena, mientras que otros días son enchiladas caseras.

Definitivamente tenemos al menos un quisquilloso, Karson, pero a veces soy bastante quisquillosa también. Todos contribuimos al menú. Karson elegirá pizza o pasta. Me encantan las ensaladas y Kody ama todo con carne. Por ahora Samuel no escoge este que este más grande.

La carne se cocina por separado y siempre tenemos verduras y un carbohidrato.

Tengo una modelo de cena semanal que creamos como familia. Un menú de cena semanal para nosotros se ve así:

Lunes – Italiano (preparación para el domingo) Ejemplos: Espagueti / ensalada, Fettucine de pollo con espárragos

Martes- Mexicano (comida preparada el domingo) Ejemplo: Enchiladas de pollo caseras (las de queso para mamá), Carne Asada con frijoles y arroz

Miércoles- Platos Fáciles, platillo con salsa “Yum”, Pasta Macaroni con brócoli, pizza y ensalada

Jueves: Sobras

Viernes- Hecho en casa por Kody (tiene el día libre)

En nuestra familia los veranos son para barbacoas y en el invierno, nos gusta usar el crockpot. A Kody y a mí nos gusta comprar frutas y verduras que están en temporada. Karson siempre elige productos frescos de su gusto y puede elegir una comida por semana para poner en el menú de la cena. Samuel hará lo mismo cuando crezca. Karson me está ayudando en el jardín y ha elegido melón, fresas y pepinos para plantar. Realmente creo que cuanto más participes o conozcas en el crecimiento de tu comida, más saludables serán las decisiones que tomarás. Quiero que Karson y Samuel hagan elecciones de alimentos saludables. A Karson le encantan las patatas fritas y desea poder comer una bolsa todos los días. Cuando tenía 4 años, le preguntamos a su médico si eso era saludable, y el consejo de su médico fue comer una manzana por cada porción de patatas fritas. ¡Karson fue más cauteloso después de eso porque comer muchas patatas fritas significaba comer muchas manzanas! El doctor lo dijo.

Mi consejo para otras mamás: descubra qué les gusta que sea saludable y realista para comprar. Ayude a su hij@ a encontrar lo que le gusta que sea saludable. Haga que participen en compras de comida, planificación de platillos en su menu. Plante un jardín si puede y si no se involucre con su jardín comunitario. Si puede cocinar y comer bien, toda la familia se sentirá bien con lo que comen.