¿Porqué es Importante la Comunicación ?

octubre 9, 2019, Shirley Blake

¡Recientemente celebramos el tercer cumpleaños de mi hijo! Con su tercer cumpleaños llegó un desarrollo notable en sus habilidades de hablar. Es bastante articulado con preguntas y comentarios reflexivos. Después de una visita reciente con su pediatra, dijo: “Mi médico me cuida. Él me quiere.” Toda la familia está disfrutando de los comentarios y preguntas de Samuel. Las nuevas habilidades de comunicación de Samuel nos entretienen.

Las habilidades de comunicación comienzan cuando los niños son bebés. Como padres y cuidadores, sintonizamos los gritos, los reflejos espasmódicos, las expresiones faciales y las sonrisas de nuestros bebés. Como padres, somos el primer maestro de nuestros hijos y enseñamos en gran medida a nuestros hijos a través del modelado. Las habilidades se desarrollan con nuestros pequeños cuando hay más enseñanza a través del diálogo.

En el aprendizaje temprano, destacamos la importancia de la competencia y las habilidades sociales y emocionales. La comunicación va de la mano con la capacidad social y emocional. Entonces, ¿por qué son importantes las habilidades de comunicación? ¿Cómo fomentamos la buena comunicación?

Las buenas habilidades de comunicación son importantes para todos. Para los niños es clave para que puedan interactuar con sus compañeros y adultos para satisfacer sus necesidades. Recuerdo un momento en que mi hijo mayor Karson tenía poco más de un año y estaba muy enfermo. Recuerdo haber pensado que desearía que Karson pudiera decirme qué estaba mal y cómo podría ayudarle. No pudo y fue frustrante para los dos. Más razones por las que las habilidades de comunicación son importantes son:

-Para resolver conflictos

-Para las relaciones, mantener y comprometerse

-Para aprender, hacer preguntas.

-Es esencial para la escuela, el trabajo y las actividades.

Como madre moderna, ser una buena comunicadora ha sido muy importante ya que mi familia navega por muchos horarios, temas de diferencia, ideas, proyectos, demandas de la vida, familia extensa, amigos y muchas transiciones. Mi mayor desafío ha sido de tratar de no estar tan ocupada para darles espacio a mis hijos para comunicarse. He sido más consciente de hacer contacto visual, estar consciente de expresiones faciales, gestos, lenguaje corporal y escuchar activamente. También trato de asegurarme de usar las frases correctas. Tengo un cerebro bilingüe y es necesario concentrarme para garantizar una buena comunicación.

Fomentar la buena comunicación al leerles a mis hijos y entablar un diálogo rico sobre muchos temas de la vida. Me encanta enseñarles sobre nuestra cultura y herencia mexicana, así como sobre otras culturas. Les ayuda a ser más abiertos al comprender diferentes perspectivas y formas de vivir la vida.Hacerles preguntas y darles espacio y paciencia para procesar verbalmente ayuda. El desafío con esto es las demandas de la vida, trato de tomar algún tiempo todos los días (está bien, casi todos los días) para escucharlos y hacer preguntas. Los fines de semana son excelentes para actividades interactivas y los viajes en automóvil son una manera fácil de entablar un diálogo enriquecedor.

El lenguaje es una habilidad practicada. ¡Con más conciencia y práctica podemos modelar una comunicación saludable y continuar aprendiendo a medida que trascendemos a través de la vida!

¡Vea los recursos a continuación sobre comunicación, hasta la próxima!

Mejorar las habilidades de comunicación en los niños- Quizá pienses que tus hijos no saben comunicarse adecuadamente, pero, ¿tú lo haces? ¿Le has enseñado buenas habilidades de comunicación para que sean capaces de expresar lo que tienen en su cabeza?

La Comunicación efectiva con los niños La Comunicación efectiva con los niños, contribuye a crear un clima de confianza y seguridad, fundamental para su sano desarrollo y crecimiento.

La Comunicación- Comunicarse con su hijo es una de las partes más placenteras y gratificantes de la paternidad. Los niños aprenden absorbiendo información a través de las interacciones diarias y de las experiencias que tienen, no solo con nosotros sino también con otros adultos, miembros de la familia, otros niños y el mundo en general.